Procesos en la industria alimentaria

    Los procesos en la industria alimentaria han evolucionado exponencialmente desde la segunda mitad del siglo XX. La población mundial se ha multiplicado y la agricultura y la agroindustria han tenido que afrontar retos que hace solo un siglo se pensarían imposibles. En este post haremos un repaso a todo lo que implica el enorme desafío que es alimentar a toda la humanidad.

    ¿Qué es la industria alimentaria?

    Antes de profundizar acerca de los procesos en la industria alimentaria, formulamos una definición técnica para acotar el concepto de industria alimentaria. La industria alimentaria es el sector de la economía que se ocupa de todos aquellos procesos productivos relacionados con la alimentación de las personas. Sería la industria encaminada a satisfacer la necesidad más básica de la gente, aquella sin la cual no podrían sobrevivir: la nutrición.

    Los procesos en la industria alimentaria, se enlazan entre sí y forman una cadena de valor: empieza con la producción de los alimentos, continúa con el transporte y termina con la transformación y comercialización de los mismos.

    Los productos alimenticios son los destinados a satisfacer directamente las necesidades humanas. Los productos de la agricultura, la pesca o la ganadería no son consumidos directamente, sino que necesitan de procesos de transformación (agroindustria) y distribución (comercio) hasta que llegan a los puntos de consumo (hogares, restaurantes, comedores, etc.).

    La industria alimentaria que conocemos hoy en día está altamente tecnificada, nada tiene que ver con la agricultura y ganadería antigua: hoy estamos en un mercado global y los alimentos se pueden consumir a miles de kilómetros de donde se producen, a diferencia de la alimentación previa al siglo XX, cuando la alimentación se basaba principalmente en los productos de temporada que se obtenían en la región o la localidad.

    procesos-en-la-industria-alimentaria

    Aunque esto último, que hasta hace poco se consideraba un logro incuestionable, en los últimos años está sometido a una corriente crítica que aboga por una especie de “vuelta a los orígenes”, a consumir y producir en local. Así se ahorrarían miles de toneladas de emisiones de gases a la atmósfera por el transporte y sería un modelo más saludable y sostenible. Pero no nos engañemos, tenemos que apostar por los productos locales y por el medio ambiente, pero no podemos renunciar a las ventajas que la modernización y la globalización han traído a la industria alimentaria porque sería imposible afrontar el reto de alimentar a 7000 millones de personas de una forma económica.

    Principales características de la industria alimentaria

    Esta industria básica para nuestra supervivencia se caracteriza por:

    • La gran variedad de materias primas que emplea, tanto de origen vegetal, procedentes de la agricultura, como animal (pesca y ganadería). Los alimentos se someten a procesos tecnológicos más o menos complejos, según como se consuman. Así, por ejemplo, la fruta fresca tiene un procesamiento mínimo desde que es recolectada hasta que la podemos comprar en el mercado. Sin embargo, esa misma fruta consumida en forma de mermelada tiene una mayor complejidad en su procesamiento.
    • La industria alimentaria actual está caracterizada por la mecanización, automatización y por la gran variedad de procesos y subprocesos que abarca en todas sus fases (desde la selección a la distribución, pasando por los procesos de transformación previa).
    • El concepto de agroindustria define la parte más automatizada de todos los procesos relacionados con la alimentación. Es la máxima expresión de la tecnificación y los avances continuos de la industria alimentaria.
    • La industria alimentaria crece a un ritmo superior al de la población. A medida que crece la población, también aumenta la producción y transformación de alimentos, pero, además, se demanda más calidad y variedad. Comer ya no se ve solo como una necesidad, también se concibe como un placer o como algo relacionado con la salud (productos biosaludables).

    procesos-industria-alimentaria

    Diferentes sectores y procesos de la industria alimentaria

    La industria alimentaria se divide en distintos sectores. El ser humano es omnívoro y existen tantos sectores alimentarios como grupos de alimentos forman parte de su dieta. Algunos ejemplos serían:

    1. La industria cárnica se dedica al procesamiento de los animales que la ganadería produce para alimentar a las personas.
    2. Industria pesquera: transforma los productos del mar (peces, mariscos) para llevarlos del mar a los mercados. Relacionado con la industria pesquera, tendríamos la importante industria conservera.
    3. Industria relacionada con el cultivo, manipulación, envasado y distribución de frutas y verduras frescas.
    4. Azucarera, que transforma los productos agrícolas como la caña de azúcar para su consumo en repostería o como endulzante.
    5. Industria vinícola y cervecera, que se ocupa de producir bebidas a parte de los productos agrícolas.
    6. Industria oleícola, destinada a satisfacer la demanda de aceites de origen vegetal.
    7. Industria láctea: leche de origen animal para el consumo humano.
    8. Industria del cereal: producción de harinas y pan para el consumo humano y pienso para los animales.
    9. Industria de la fabricación de maquinaria para la agroindustria, como maquinaria oleica.

    procesos-en-la-industria-alimentaria-

    La industria de la alimentación incluye una serie de procesos básicos:

    1. Transporte de los alimentos desde el campo y otros lugares de producción a los almacenes de recepción.
    2. Almacenamiento de alimentos para su posterior procesamiento o distribución.
    3. Transformación de alimentos. La agroindustria se encarga de producir alimentos diferentes a partir de las materias primas que recepcionan. Aquí incluiríamos subsectores como la industria cárnica o la industria conservera, tanto de verduras como de carnes y pescados.
    4. Distribución y comercialización: toda la red de comerciantes mayoristas y minoristas que ponen los alimentos en los puntos de consumo.

    La industria alimentaria es uno de los sectores estratégicos de la economía. Y es un sector que aún tiene que afrontar importantes retos. En pleno siglo XXI aún sigue habiendo personas que pasan hambre o que tienen una alimentación deficitaria, mientras existen problemas de sobrealimentación o de crisis medioambientales relacionados con la alimentación humana (deforestación de la Amazonia, por ejemplo). El planeta tiene síntomas de agotamiento y a la vez tiene que alimentar a más personas.

    Los procesos en la industria alimentaria son básicos para poder aportar los alimentos que la humanidad necesita. Gracias a la evolución tecnológica se pueden producir grandes cantidades de alimentos. El reto ahora es hacerlo de una forma más eficiente y sostenible que, preservando el planeta, asegure nuestras necesidades.

     

      Deja un comentario