Para qué sirve el orujo de la aceituna

El proceso del aceite no solo tiene como resultado extraer el preciado oro verde, también conseguimos otros subproductos como el orujo. Pero ¿para qué sirve el orujo de la aceituna?

Cuando se procesa la aceituna para extraer el preciado aceite de oliva, queda la aceituna convertida en una especie de pasta. Esta pasta está formada por el hueso de la aceituna y el resto de la pulpa que queda tras sacar el preciado líquido. Esa pasta recibe el nombre de orujo.

Para qué sirve el orujo de la aceituna

Usos del orujo

Si nos hacemos la pregunta, para qué sirve el orujo de la aceituna, realmente el orujo puede tener diferentes usos según el proceso que se emplee en la almazara.

Por un lado, podemos obtener un orujo refinado con el que se consigue una acidez de 0,2 grados, que no sirve para el consumo humano. Este orujo se puede volver a refinar, hasta alcanzar los 0,5 grados, que sigue sin ser apto para consumo.

Sin embargo, combinando el aceite refinado de orujo con aceite de oliva virgen, podemos obtener un subproducto apto para cocinar, sobre todo para freír, y, aunque no llega a alcanzar la calidad del aceite de oliva, si tiene una calidad superior en frituras que otros aceites como el de girasol. Este aceite de orujo tiene ya una acidez de 1,5 grados y es de una calidad aceptable.

El aceite de orujo se caracteriza por su gran densidad (hasta 1,50 gramos por centímetro cúbico de producto). El que no es apto para el consumo humano se emplean en la industria de la higiene, para la fabricación de jabones y otros productos de limpieza. Al ser una grasa de gran densidad, es muy apreciada en estas fábricas. Se producen pastillas de jabón y otros productos de gran calidad y eficacia.

Cuando está más seco, el orujo también se emplea como combustible para producir electricidad o para obtener calor en procesos de fabricación. Y cuando se une a otras sustancias nutrientes se utiliza como fertilizante, ya que consigue mejorar la calidad de los suelos.

El aceite de orujo para consumo es un producto importante. Según algunos estudios, representa el 10 % de todos los aceites de origen vegetal que se consumen en España, una cifra para nada despreciable que nos da una idea de la importancia de este producto de la aceituna.

Por otro lado, el aceite de orujo tiene importantes cualidades nutricionales, mejor y más saludables que las de girasol, que es el producto más empleado en freiduría.

Composición del aceite de orujo y proceso de obtención

El aceite de orujo está enmarcado dentro de los aceites de origen vegetal apropiados para ser consumido. El 98 por ciento del aceite de orujo son ácidos grasos monoinsaturados. De ellos, el más importante es el ácido oleico, que alcanza el 86 % del total del producto. El 2 % restante son diferentes sustancias que también son beneficiosas para el cuerpo humano, como los alcoholes triterpénicos y los compuestos fenólicos.

Cuando se moltura la aceituna, solo el 20 % del líquido extraído se convierte en aceite de oliva virgen (que puede ser de tres variedades diferentes). El otro 80 % que queda es lo que se conoce como orujo graso. Está formado por agua, piel, hueso y pequeños restos de aceite que se quedan tras la molturación.

Con el proceso de refinado que explicamos antes, conseguimos los tres niveles de acidez. Solo una pequeña parte se puede aprovechar para el consumo humano, y el resto se destina a otros usos no alimentarios.

Tenemos que considerar que el aceite de orujo que es apto para consumir se refina mezclando con una parte de aceite de oliva virgen, gracias a lo cual obtiene las cualidades nutricionales y gastronómicas que le dan valor.

Cualidades del aceite de orujo

El uso del aceite de orujo tiene una gran popularidad debido a su precio y a sus acreditados beneficios para la salud. Además de para qué sirve el orujo de la aceituna, veremos algunas de sus cualidades.

Es un producto muy útil para hacer frituras más saludables, tanto en el hogar como en la restauración. Antes, para freír, se preferían otros aceites más económicos, pero es aquí donde el aceite de orujo tiene su gran potencial, ya que tiene muchas de las propiedades del aceite de oliva virgen, pero con precios mucho más económicos.

Una de las grandes ventajas que tiene el aceite de orujo en la fritura es que puede alcanzar grandes temperaturas. Soporta hasta los 240 ºC sin quemarse ni perder sus cualidades.

Cuando el aceite de orujo de oliva se usa a temperaturas medias, en torno a los 180 ºC, tiene la gran virtud de hacer que los alimentos absorban menos grasas por lo que es más saludable. También es un aceite muy indicado para la elaboración de salsas y en repostería.

En cuanto a los beneficios para la salud, tenemos que destacar que tiene una composición saludable para el cuerpo humano. La alta concentración de aceite oleico tiene importantes beneficios y se puede considerar como cardiosaludable. También se ha acreditado que el aceite de orujo es bueno para las personas que sufren de hipertensión.

Importancia del aceite de orujo para el medioambiente

El proceso de producción del aceite de orujo también tiene un importante valor medioambiental. Estamos aprovechando una materia que antes se despreciaba y terminaba en muchos casos en forma de residuo con un gran potencial contaminante. Ahora, se aprovecha casi todo. Lo que no se destina al consumo humano, termina convirtiéndose en productos de limpieza o como fuente de energía.

Para-qué-sirve-el-orujo-de-la-aceituna

El orujo es una de las biomasas más empleadas como energía limpia. También es muy importante la parte del orujo que se destina a la producción de compost y fertilizantes de origen natural, ideales para una agricultura sostenible. Sustituye a los fertilizantes minerales que son perjudiciales para el suelo y para el medioambiente en general.

El olivar y toda la industria que gira en torno a él es muy importante para la economía española. El valor ecológico y económico que tiene este sector nunca está suficientemente valorado. Esperamos que ahora sepas para qué sirve el orujo de la aceituna y puedas apreciar toda la grandeza que hay tras el producto estrella de nuestra agricultura.

 

Deja un comentario