Cómo funciona una ensacadora

    Si queremos saber cómo funciona una ensacadora, primero tenemos que saber que la ensacadora es una máquina imprescindible en la industria agroalimentaria, pero también en otras tan alejadas de esta como la cementera o las fábricas de pelets. A continuación, te explicamos qué es y cómo funciona una ensacadora.

    ¿Qué es una ensacadora y para qué sirve?

    La ensacadora está presente en la fase de envasado del producto. Su función es dosificar y envasar la cantidad adecuada en sacos, que serán del tamaño y material acordes al producto que tienen que contener.

    El proceso de envasado es uno de los más complejos desde un punto de vista técnico. El envasado manual era una labor tediosa y que requería de un gran esfuerzo físico. Por una parte, había que manipular grandes cantidades de carga y además requería el esfuerzo añadido de tener que controlar a posteriori el pesaje de cada saco, para no añadir más producto de la cuenta o menos.

    Con una ensacadora, se solucionan ambas necesidades. El envasado se automatiza y además se añade la cantidad de materia prima justa.

    La ensacadora está presente en las industrias donde el empaquetado se hace en grandes cantidades, para un posterior uso industrial o comercial (sacos de harina, cereales, legumbres, etc.). El saco que se emplea es de dos tipos: saco de válvula y saco de boca abierta.

    El saco de boca abierta puede ser de papel o de plástico. Se llama así porque la parte inferior del saco está completamente sellada, mientras que la parte superior está abierta. Así, nos encontramos con una boca amplia para llenar fácilmente en la ensacadora. Facilita las tareas, sobre todo en aquellas ensacadoras que no son completamente automáticas.

    En el saco de válvula, tenemos una parte inferior completamente sellada y una parte superior sellada exceptuando un pequeño orificio (la válvula) por el que se produce el llenado.

    La ventaja que tiene el saco de válvula respecto al saco de boca abierta es que, a medida que se va produciendo el llenado con la ensacadora, la válvula se va cerrando y el cierre total es prácticamente automático. Solo tenemos que sellar una pequeña apertura. En el saco de boca abierta, por el contrario, después de ensacar hay que recurrir a un proceso completo de sellado.

    como-funciona-una-ensacadora

    Funcionamiento de una ensacadora

    Saber cómo funciona una ensacadora es muy sencillo. El producto a granel se introduce en una tolva que contiene una gran cantidad de producto, suficiente para llenar decenas o centenares de sacos. En la parte inferior hay una válvula más estrecha a la que se conecta el saco que queremos llenar.

    La función de dosificación se puede realizar de forma más o menos precisa dependiendo del tipo de ensacadora. Así, nos encontramos con unas más básicas, que rellenan un espacio intermedio de la tolva que equivale a un peso o volumen determinado y después se vierte al saco. Y otras ensacadoras que disponen de un dispositivo electrónico que pesa exactamente la cantidad antes de verterla al saco.

    En las ensacadoras automáticas, los sacos se colocan en una cinta y un brazo automático se ocupa de cogerlo, abrirlo, colocarlo en la boca de la ensacadora y llenarlo. Después el saco pasa a la siguiente máquina que se encargará de sellarlo y depositarlo de nuevo sobre la cinta para llevarlo al punto de almacenamiento de la nave.

    En las ensacadoras semiautomáticas, el operario tiene que colocar el saco de forma manual en la boca de la ensacadora y retirarlo cuando se ha llenado.

    Tipos de ensacadora

    La ensacadora se puede clasificar de diferentes formas:

    • Por el tipo de sacos que pueden llenar (de válvula o de boca abierta). La apertura final será más o menos amplia en función del saco. En las de válvulas el llenado tiene que ser más preciso y el orificio de salida será más estrecho. En las de boca abierta, nos encontraremos con una salida más amplia.
    • Por el funcionamiento: las ensacadoras pueden ser automáticas o semiautomáticas. También hay ensacadoras manuales, aunque estas son menos habituales y también más simples. En las ensacadoras automáticas, la máquina ensacadora forma parte de una cadena en la que también existen un sistema sinfín de transporte y de manipulación de los sacos. Las ensacadoras semiautomáticas son sistemas más compactos, que, en principio, pueden ir ubicados en cualquier sección de la fábrica, ya que son sistemas autosuficientes, que solo precisan de una cinta o sinfín que llene la tolva del producto que estamos ensacando.
    • La ensacadora automática o semiautomática también se puede subdividir según el tipo de industria a la que vayan destinadas. En la industria de alimentación se utilizarán un tipo de materiales y un modelo de fabricación diferente al de otras industrias.

    Las máquinas ensacadoras también pueden ser personalizables, para adaptarse a las necesidades de cada cliente. Así, nos encontraremos con ensacadoras con bocas ajustables en altura para adaptarse mejor al tipo de producto y saco que tienen que llenar.

    Las ensacadoras son equipos robustos desde un punto de vista mecánico. Tienen que tener diseños con el menor número posible de partes móviles para evitar el desgaste y el gasto en mantenimiento.

    Por otro lado, dependiendo del nivel de precisión del ensacado, estas máquinas irán acompañadas de equipos electrónicos que controlen el pesado y medición del envasado.

    cómo-funciona-una-ensacadora

    ¿En qué tenemos que fijarnos a la hora de adquirir una ensacadora?

    Cuando compramos una máquina ensacadora, igual que haríamos si tuviésemos que elegir una maquinaria oleícola, tenemos que fijarnos en diferentes aspectos:

    • Trayectoria industrial del fabricante: es una garantía confiar en empresas que tengan una solvencia técnica y experiencia acreditada.
    • Departamento de diseño: este tipo de máquinas conllevan en muchas ocasiones un proyecto a medida de la fábrica donde van a ir instalada. Es necesario que el fabricante cuente con un departamento de ingeniería capaz de dar soluciones a medida y que tenga un sistema de innovación y mejora internalizado.
    • Servicio de instalación: tan importante como el diseño y fabricación es la fase de instalación. Una instalación correcta y profesional es una garantía de éxito.
    • Servicio postventa: nos encontramos con maquinarias complejas y que van a estar sometidas a un gran esfuerzo. Es necesario contar con el debido servicio de reparación y recambios para que nuestra máquina no se quede obsoleta.

    Ahora ya sabes cómo funciona una ensacadora y la importancia que tiene en muchas industrias. Conocer el equipamiento industrial es fundamental a la hora de planificar un nuevo proyecto empresarial y saber lo que tenemos que exigir a nuestro proveedor de maquinarias.

     

     

      Deja un comentario