Tipos de aceite de oliva según la aceituna

Se le conoce como oro líquido, y no es para menos. El aceite de oliva, resultado de prensar por varios procesos el fruto de los olivares, se ha convertido en el rey de la dieta mediterránea, pero los usos de este líquido van más allá. Existen varios tipos de aceite de oliva según la aceituna y es lo que veremos en este post.

Desde las industrias hasta el automovilismo pasando por la elaboración de productos de belleza o de limpieza… Existe un inmenso número de procesos y ‘recetas’ que precisan del aceite como base absoluta para su elaboración.

Evidentemente, existen diferentes tipos de aceite de oliva según la aceituna y estos se elaboran pensando para distintas industrias, desde la alimentaria hasta todas las señaladas anteriormente. La línea de producción de aceite de oliva se especializa en cada una de las distintas demandas del mercado para ofrecer los aceites más adecuados en cada caso.

Las empresas que trabajan con el aceite de oliva deben conocer el tipo de aceite y la aceituna más adecuada para cubrir sus necesidades y poder llevar a cabo un excelente trabajo gracias a la materia prima de la mejor calidad.

 

Para qué se utiliza el aceite de oliva

Como se ha señalado, el aceite de oliva no tiene un uso únicamente culinario, pese a lo que pueda parecer. De hecho, la industria y las empresas que trabajan con maquinarias, etc. precisan de un gran número de toneladas de aceites específicos cada año para hacer funcionar sus proyectos empresariales.

Industria química

Sin duda, la industria química es la principal demandante de productos oleicos para su trabajo. Sobre todo, en el caso de aquellas dedicadas a la elaboración de jabones, productos de limpieza o similar.

Sólo hace falta mirar en el armario de los productos de limpieza de casa para comprobar cómo muchos de ellos cuentan con el aceite como uno de los ingredientes principales de su composición.

Y es que esta grasa de origen vegetal es ideal para estabilizar y ofrecer cierta densidad y textura a mezclas como las necesarias para crear jabones, bien sean líquidos o bien sean sólidos. También están en cremas, lociones, maquillajes y un sinfín de productos relacionados con el cliente final.

Industria alimentaria

Por supuesto, al igual que las personas, a título individual, utilizan distintos tipos de aceites vegetales en sus recetas, la industria alimentaria cuenta con diferentes usos del aceite para la elaboración de sus recetas.

La elaboración de pasteles, comidas precocinadas, conservas y prácticamente cualquier tipo de proceso de recetas pensadas para la venta precisan del uso de aceites de primera calidad, desde el AOVE hasta las opciones alternativas como el aceite de girasol, de sésamo, etc.

 

Tipos de aceite de oliva según la aceituna

De todos, el aceite de oliva es el rey. Los datos lo demuestran: tan solo en 2020 se generaron casi 3000 millones de euros por la exportación de aceite desde España a otros países. Y a esto hay que sumar que los españoles son una de las principales poblaciones en cuanto al consumo de este oro líquido.

La profesionalización de la cocina y la cada vez más elevada calidad de los procesos de la industria alimentaria hacen que sea necesario conocer los diferentes tipos de aceite de oliva según la aceituna, pues de ello dependerán ciertas características de color, sabor, intensidad y textura.

Picual

Una de las grandes reinas dentro del mundo del AOVE y la más exportada en cuanto a números absolutos. Se produce sobre todo en la sierra de Jaén y el resto de Andalucía y destaca por tener el sabor más ‘puro’ de todos los aceites vegetales derivados de la aceituna. Es la que requiere de más recursos y cuenta con más maquinaria oleícola trabajando para ella.

Ligeramente amarga y con notas picantes, funciona de maravilla en los procesos de cocina industrial gracias a su alta resistencia a las temperaturas y por su capacidad de conservación de los alimentos.

Arbequina

Una de las más producidas y comercializadas a nivel industrial y hacia el cliente final. Muy habitual en el norte peninsular, ofrece como resultado un aceite con toques dulces, muy aromático y con referencias directas a la almendra y a frutas como la manzana o incluso el plátano.

tipos-de-aceite-segun-oliva

Cornicabra

Otro de los tipos de aceitunas que deben estar en el podium de las más producidas y demandadas desde el sector industrial. Se trabaja en zonas de Castilla La Mancha, como Toledo, y ofrece un aceite levemente amargo y con referencias claras a fruta como la manzana. Desprende un aroma verdaderamente delicioso.

Hojiblanca

La oliva hojiblanca es propia de Andalucía, sobre todo de la zona occidental. Se produce un aceite dulce, sin demasiadas complejidades y que deja un retrogusto amargo y picante. Recuerda a hierbas, a la alcachofa y a plantas como el tomillo.

Picudo

De nuevo hay que viajar hasta Andalucía para encontrar las grandes plantaciones de Picudo, una oliva que desprende aromas hasta más allá de lo imaginado, con gran presencia de manzana y hoja de olivo. Dulce y frutado, ideal para todos los paladares.

Royal

Algo más complejo es Royal, un tipo de aceituna que se cultiva especialmente en zonas del norte de Jaén, en plena sierra. Recuerda a la higuera y a las frutas, y tiene un toque dulzón sin que apenas aparezca el amargo por ningún lado.

Manzanilla andaluza

Aunque suele ser una oliva más pensada para la mesa, lo cierto es que produce un aceite contenido, ligeramente picante y con recuerdos muy leves de lo amargo. En él hay tonos a almendra y a higuera, aunque lo más destacado es el claro aroma de hierba recién cortada, que lo convierte en un aceite muy característico.

Todos estos son solo algunos de los tipos de aceite de oliva según la aceituna y descritos con base en sus características organolépticas. Conocer todo ello es ideal para aquellos profesionales de la industria alimentaria que necesiten aplicar distintos tipos de aceites para sus recetas de venta al público.

Deja un comentario