Sistemas de transporte para industria alimentaria

Los sistemas de transporte para la industria alimentaria son equipos imprescindibles en cualquier empresa que se dedique a producir o almacenar alimentos, tanto para las personas como para los animales.

Concepto de industria alimentaria

La agroindustria es un subsector económico que se dedica a transformar las materias primas de origen agrícola o forestales en productos de mayor valor añadido. Dentro de la agroindustria, tendríamos la industria alimentaria, que obtiene alimentos aptos para el consumo humano o animal a partir de cereales, frutos y todo tipo de vegetales. También tenemos que encuadrar dentro de la industria alimentaria aquella que está orientada a convertir el ganado y los recursos pesqueros en alimentos.

Sistemas-de-transporte-para-industria-alimentaria-2

Dentro de la industria alimentaria, tenemos procesos que implican una gran transformación (cereales en harina que terminan en el pan o los dulces que consumimos), pero también hay otras industrias alimentarias que tienen un proceso mucho menor, como, por ejemplo, las verduras y frutas que consumimos sin apenas manipulación.

La industria alimentaria es capaz de procesar los productos perecederos para que puedan ser consumidos mucho más allá de su fecha de caducidad natural. Esto lo vemos en la industria conservera, tanto vegetal como pesquera.

La industria alimentaria engloba diferentes procesos; es una cadena que une el campo con nuestra mesa, con diferentes etapas intermedias: transporte, almacenamiento, elaboración, conservación, distribución y comercialización.

El transporte: uno de los procesos de la industria alimentaria

La fase de transporte es uno de los procesos industria alimentaria. Hay una fase de transporte previa, desde el centro de producción hasta la planta de transformación o almacén, y se realiza con todo tipo de vehículos. El objetivo de este primer transporte es que las materias primas lleguen rápido y en perfecto estado a las fábricas. Y para ello, se pueden utilizar camiones o vagones refrigerados a fin de que los productos lleguen en buenas condiciones.

Pero no es esta fase de transporte en la que nos vamos a centrar en este artículo. Nos vamos a referir en este post principalmente a los medios de transporte que se emplean en las plantas de producción y almacenamiento (cintas, sinfines, entre otros).

Sistemas de transporte en la industria alimentaria

Dentro de cualquier industria alimentaria nos encontraremos con diferentes sistemas de transporte. El objetivo es llevar de forma rápida y segura toneladas de materia prima dentro de la misma fábrica. Este transporte puede empezar en la zona de recepción y almacenamiento previo. Así, en las almazaras, podemos encontrarnos con cintas transportadoras y elevadoras para descargar los camiones que vienen desde el campo, así como introducir el producto dentro de la almazara para que comience su proceso de transformación.

Sistemas-de-transporte-para-industria-alimentaria

Sinfines

Los sinfines son uno de los elementos típicos de transporte dentro de las fábricas. Los sinfines también reciben el nombre de transportador o tornillo sinfín. Se basan en el planteamiento de Arquímedes.

Cuentan con un eje longitudinal sobre el que se suelda una espira de metal que gira de forma constante sobre sí mismo. Los sinfines sirven para transportar cualquier tipo de productos. La materia prima se coloca sobre los huecos que hay entre la espira. Estas van girando sobre sí mismas y trasladan la materia prima de un hueco a otro. Todo ello sin que el sinfín se desplace dentro de la fábrica.

Cintas transportadoras

Las cintas transportadoras en sus diferentes versiones son el gran medio de transporte en cualquier fábrica de alimentos. La cinta de transporte consiste en una banda que tiene un movimiento continuo sobre dos tambores, uno situado en cada extremo. La cinta de transporte se mueve sobre una estructura que permanece fija. Es la banda la que gira sin fin sobre los tambores transportando las materias primas desde un punto a otro.

Elevadores de cangilones

El elevador de cangilones es un sistema de transporte interno que consiste en una estructura fija sobre la que se coloca una cadena que gira en movimiento continuo. A esa cadena se enganchan unos cajones, los cangilones, que se van llenando con la materia prima abajo, en la zona de recepción, y los elevan hasta llegar al punto de evacuación. Su funcionamiento es similar al de las norias extrayendo agua.

Los elevadores de cangilones se utilizan mucho para transportar materia prima, ya que tienen una gran capacidad y están especialmente indicados para trasladar productos sólidos, de forma vertical.

Bombas de masa

Son máquinas de transporte que se activan con un mecanismo de pistón. Se emplean principalmente en la industria oleícola, para el transporte de la pasta de oliva, el orujo o la pulpa.

Las bombas de pistones están diseñadas para poder transportar grandes cantidades de producto de forma segura y fiable. Son idóneas para transportar productos viscosos y líquidos como los que hemos mencionado.

Transportadores de cadena

Los transportadores de cadena están especialmente diseñados para transportar grandes cantidades de materiales a granel, como son los cereales, semillas, legumbres y otros productos granulados.

La transportadora de cadena puede funcionar completamente horizontal o con un cierto grado de elevación, lo que viene bien para salvar desniveles dentro de la fábrica, o para introducir productos en tolvas y silos colocados a una determinada altura. El funcionamiento de la transportadora de cadena se produce por la diferencia de adherencia entre el producto y la superficie de la cinta. Su mecanismo está basado en una cadena que se mueve por el interior de un canal rectangular que sirve de receptáculo, que evita que el producto salga hacia fuera.

Transportadores de banda industrial

La transportadora de banda industrial sirve para trasladar horizontalmente grandes cantidades de productos a granel. Estas transportadoras de banda son idóneas para el transporte de materias primas porque tienen un consumo reducido de energía.

La cinta de transporte es una banda ancha que gira sobre dos tambores, que le imprimen el movimiento. A su vez, la cinta reposa sobre rodillos horizontales colocados debajo de la cinta, que la mantiene tensa y facilitan el desplazamiento.

La fuerza motriz se la aporta un motor eléctrico que se conecta al tambor motriz de forma directa.

Los sistemas de transporte para la industria alimentaria son elementos claves para poder manipular toneladas de material primas de forma económica y segura dentro de la fábrica. Sin elementos de transporte interno, no sería posible procesar grandes cantidades de alimentos.

 

Deja un comentario