Descapotadora de almendras : características

Desde la recogida de un fruto seco hasta que llega a la mesa, son numerosas las fases que ha tenido que pasar antes de poder ser ingerido. Es el caso de las almendras; cuando se hallan en el árbol no están tostadas, ni tienen sal y, además, están recubiertas por una dura cáscara que es necesario eliminar antes de poder comerse. Gracias a la tecnología con la que contamos en nuestros días, hay cierta maquinaria, como la descapotadora de almendras, que permite a los fabricantes de frutos secos presentar sus productos en condiciones para ser ingeridos.

Descapotadora de almendras

Características de la descapotadora de almendras

Dentro de la maquinaria para frutos secos que utiliza la industria agroalimentaria, la descapotadora de almendras es esencial para la fabricación y comercialización de este tipo de frutos. Cuando imaginamos una almendra, la asociamos al fruto seco que comemos directamente o que se encuentra formando parte de otros alimentos como postres, turrones o chocolates. Pero cuando se encuentra en el árbol, ese fruto que ingerimos se encuentra recubierto por una cáscara, que es preciso quitarle para aprovechar su parte comestible.

Una descapotadora de almendras es una máquina provista de una tolva donde se recogen los frutos y los deposita en las bocas de entrada y de aquí pasan a su cuerpo denominado cilindro de pelado. Aquí es donde se procede a la rotura de las cáscaras, las cuales son expulsadas por los extremos de la máquina, mientras que los frutos pelados se depositan en cintas transportadoras ubicadas en su base y son dirigidos a las aberturas de salida, donde pasarán a formar parte de los siguientes procesos de tratamiento.

Estas máquinas son capaces de realizar rendimientos de pelado bastante considerables (en toneladas por hora), y pueden estar compuestas por uno o varios cuerpos si se quieren obtener producciones más elevadas. Suelen estar formadas por elementos móviles, como compuertas o tolvas desmontables, para permitir fáciles tareas de mantenimiento y limpieza.

Tipos y variedades de almendras

Las almendras se clasifican de acuerdo con dos propiedades: la dureza de su cáscara y su sabor y uso. En función de su caparazón, pueden ser blandas o duras. Las primeras son muy apreciadas en toda Europa por su gran sabor y color, lo que redunda en una gran presentación de producto. Las variedades españolas más comercializadas son las fitas de Ibiza y la mollar de Tarragona. Mientras que la marcona, la planeta o la largueta son ejemplos de cáscara dura.

Con respecto a su sabor y a su uso, las almendras se clasifican en dulces y amargas. Las primeras son las que consumimos normalmente como fruto seco, mientras que las segundas se caracterizan por el fuerte sabor amargo que les da un glucósido denominado amigdalina, y son las empleadas por la industria agroalimentaria para obtener un tipo de aceite. Estas variedades se conocen en algunos sitios por el nombre de «almendrucos» y son las almendras que están aún verdes y que su semilla se encuentra sin cuajar.

Cualquiera de las variedades anteriormente vistas puede tratarse con una descapotadora de almendras para separar el fruto de la cáscara. Pero veamos la descripción de los tipos que más abundan en nuestro país:

  • Mollar de Tarragona: Se caracterizan por ser grandes, anchas, rugosas y por tener un color marrón oscuro. Pueden presentar rendimientos de descascarado comprendidos entre el 40 y el 43 %.
  • Almendra largueta: Es la que normalmente nos presentan los fabricantes de snacks y aperitivos en los supermercados. Son alargadas y estrechas y suelen estar preparadas al horno con sal, o suministradas para formar parte de dulces y postres como bombones, chocolates o en formato de las conocidas «peladillas».
  • Almendra planeta: Es una variedad de cáscara dura y menos alargada que la anterior. Son las que normalmente nos las encontramos como almendras garrapiñadas.
  • Almendra marcona: Es una de las más conocidas. De tipo dulce, es redonda y gorda, muy demandada por la industria turronera y repostera para la elaboración de turrones. Las denominaciones de origen de Jijona, Alicante y mazapán de Toledo las emplean para sus fantásticos productos, así como podemos encontrarlas, también, en los famosos guirlaches de Aragón o en las tartas de Santiago.
  • Almendra fita: Proceden de la isla de Ibiza y se caracterizan por tener un fruto grueso, rosado y alargado, con cáscara dura o semiblanda.

Composición de las almendras

La almendra es un fruto que se caracteriza por tener un elevado contenido en grasas insaturadas, una gran cantidad de proteínas vegetales, son muy completas en aminoácidos esenciales y presentan poco contenido en hidratos de carbono. Su ingesta proporciona un alto contenido calórico y su contenido en fibra es mayor que el que podemos encontrar en otros frutos secos. Aportan numerosos minerales, como el magnesio o el fósforo, y en menor medida potasio, calcio y hierro. Todo ello hace que su consumo sea muy recomendado para fortalecer el sistema óseo y prevenir la osteoporosis.

Con respecto a las vitaminas que aportan, tienen cantidades moderadas del grupo B, además de las del grupo E, perfectas como antioxidantes. Además, el refuerzo que aportan sus fitosteroles y las dosis de zinc que contienen, son recomendadas médicamente para prevenir enfermedades degenerativas y la formación de células cancerígenas.

La descapotadora de almendras Calero

La descapotadora de almendras que comercializamos en Calero puede tener hasta 6 cuerpos diferentes con rodillos asimétricos. Cada uno de ellos puede tener rendimientos comprendidos entre los 1000 y los 1500 kilos de almendra limpia por hora y, para ello, están provistas de motores eléctricos trifásicos de 7,5 cv.

Estas máquinas son válidas para todas las variedades de almendras, presentando altos rendimientos en aquellas que tienen cáscara semiblanda. Los rodillos están diseñados con chasis reforzado y acero calibrado, para minimizar los riesgos de rotura que se pueden ocasionar debido a los residuos, como piedras, que suelen traer estos frutos en su recogida.

Nuestro sistema de fabricación se realiza por los grupos de pelado que quiera el cliente, y elementos como las tolvas de recepción, de recogida de pellejos o los elementos de salida de los frutos limpios, entre otros, pueden ser totalmente personalizados según las necesidades que se tengan.

Una descapotadora de almendras Calero obtiene grandes rendimientos de producción, al igual que consigue importantes ahorros en mantenimiento y limpieza. No dude en ponerse en contacto con nosotros para más información o para conseguir un asesoramiento especializado en maquinaria agroalimentaria.

Deja un comentario