Tipos de elevadores industriales

Dentro de la industria se tienen que mover cargas y por eso usan distintos tipos de elevadores industriales, gracias a los cuales los trabajadores ya no deben mover cargas muy pesadas y elevarlas desde el suelo, que es lo más trabajoso y peligroso para su salud.

Ahora hay un elevador para cada necesidad, de manera que cualquier tipo de bulto se puede subir hasta el lugar indicado apretando un botón y dejando que la máquina haga el trabajo duro evitando así muchas bajas laborales.

Tipos de elevadores industriales

¿Qué son y para qué se utilizan los elevadores industriales?

Podemos hacer un símil y decir que son máquinas similares a los ascensores que tenemos en nuestros edificios, aunque en este caso hay que aclarar que muchos de estos elevadores no pueden subir a personas porque no tienen los sistemas de seguridad para ello.

La mayoría de los tipos de elevadores industriales están considerados como máquinas y no como ascensores. Eso significa que no superan la velocidad de 0,15 m/s (son muy lentos) y que las personas no deben usarlos jamás.

Sin embargo, hay algunos que sí que están homologados para que los trabajadores los empleen y se conocen como ascensores mixtos, los cuales podemos ver mucho en las obras.

En cuanto a para qué se emplean, ahora mismo se encargan tanto de subir como de bajar o desplazar cargas que son muy pesadas para que las muevan los trabajadores, o que aunque no pesen tienen unas dimensiones que hacen muy complicado que una o varias personas puedan trasladarse con seguridad entre plantas.

¿Qué tipos de elevadores industriales hay?

Con el paso de los años en la industria han ido construyendo los elevadores que necesitan para cada situación. Los que vamos a ver a continuación son los más comunes, pero no es raro ir a una fábrica y ver que tienen un elevador que se ha hecho solo para ese proceso en concreto y no podemos verlo en ningún otro lugar.

Montacargas

Uno de los tipos de elevadores industriales más usuales son los montacargas, los cuales se encargan del transporte vertical de mercancías entre las diversas plantas de un edificio.

Son los que vemos en las obras, muchos de ellos son mixtos y permiten que los obreros suban y bajen con o sin material (siempre respetando la carga máxima).

Montaplatos

En los locales de restauración y en comercios en general, puede haber almacenes que suelen estar en los sótanos.

Una manera de aligerar el trabajo y no subir y bajar cargas por las escaleras angostas es poniendo un montaplatos, un elevador de pequeño tamaño que no suele soportar más de 100 kilos.

Aunque por su nombre los asociamos a restaurantes, sirven para todos los comercios, puesto que tienen una cabina reducida (aunque se puede adaptar a las necesidades del cliente) y su tracción eléctrica los hace muy económicos.

Mesas elevadoras

Es una mesa como las que podemos usar nosotros en casa, pero de metal, con un mecanismo de tijera en la base y que puede ser tanto fija como móvil.

Mediante un botón el operario la sube a voluntad y tenemos varios tipos, elevándose algunas de ellas unos cuantos metros para poder subir las cargas a sitios muy altos.

Las vemos mucho en los talleres, en especial en las motos. Con ellas los mecánicos pueden subir y bajar la moto a voluntad, lo que les permite trabajar de pie, de forma cómoda y sin tener que agacharse.

Ascensor mixto

Ya hemos nombrado al ascensor mixto varias veces y para que nos hagamos una idea es un tipo de ascensor como el de nuestro edificio, pero más grande y robusto.

Se refuerza mucho el suelo para que puedan aguantar alrededor de 3.500 kilos sumando el peso de las personas y de las cargas, y debido a que van trabajadores en su interior tienen mandos dentro y fuera, rigiéndose por la normativa de los ascensores “domésticos”.

Los elevadores industriales de Calero

Calero es una empresa especializada en la construcción de maquinaria agrícola y entre ellas están los elevadores de cangilones, los cuales son imprescindibles en la industria.

Elevadores de cangilones

Esos silos enormes de grano que podemos ver en las granjas o en las fábricas no se llenan solos, y para ello hace falta un tipo de elevador industrial distinto a los que hemos ido viendo.

Se trata de un elevador de cangilones, que toma su nombre de los “recipientes” que tiene en su interior y sobre los que se deposita el grano (o la materia que se eleve) en la base para subirlo de manera vertical y dejarlo en los distintos silos.

En Calero nos ofrecen elevadores de este tipo que pueden mover de 20 a 150 toneladas por hora, con pintura, sin ella y con varios revestimientos.

No hay que olvidar que con el paso de los años han ido desarrollando una tecnología que reduce las pérdidas por trituración de grano gracias a un transporte muy suave, mejorando aún más el trasvase de materias primas a los silos.

Deja un comentario