Partes de un Elevador de Cangilones

    En cualquier empresa que se dedique al procesamiento y manejo de granos y cualquier otro tipo de productos que se trate a granel, existe una máquina que es imprescindible actualmente. Nos referimos al elevador de cangilones. Te explicamos qué función presta, así como las partes de un elevador de cangilones.

    El elevador de cangilones

    El elevador de cangilones es un dispositivo de elevación y transporte de materiales. Presta un servicio fundamental en agroindustrias como las que se dedican al tratamiento del grano. Interviene en todas las fases del proceso: manejo, selección, almacenamiento y transformación.

    El elevador de cangilones es un elemento mecánico de elevación de materiales presente en cualquier industrial que tenga que manipular miles de toneladas de graneles. Es un dispositivo que normalmente está colocado en vertical, aunque también puede estar en horizontal, que sirve para trasladar el grano de un punto a otro.

    El elevador de cangilones ahorra mucho tiempo y energía, ya que es un sistema muy práctico para la carga y descarga de camiones y vagones de ferrocarril. El grano pasa de estos a las tolvas de almacenamiento fácilmente y en poco tiempo, sin apenas desperdicio de materia prima. Anteriormente, el sistema de descarga se hacía con métodos mucho más engorrosos y lentos, que incluían la descarga y posterior traslado de forma muy manual.

    fabricantes elevadores cangilones

    Con el elevador de cangilones, el grano pasa fácilmente de la zona de recepción del grano a otro elemento de transporte, como una cinta transportadora horizontal, que lo llevará a otra parte de la fábrica para continuar con el proceso.

    Así pues, tenemos una zona de carga, normalmente en un plano inferior (Píe); y una zona de descarga, que se encuentra en un plano superior (Cabeza). En la parte superior hay una boca por la que sale el material que depositan los cangilones. En la parte inferior hay otra boca por donde entra el material que queremos elevar.

    • La velocidad de elevación de un cangilón varía entre medio metro por segundo y cuatro metros por segundo. Esto dependerá de la configuración del sistema, las necesidades de la industria y la potencia del motor.
    • La anchura de los cangilones, que determina la capacidad de transporte varía, pudiendo alcanzar un metro y medio de ancho.
    • La altura del elevador de cangilones puede llegar a 50 metros o más. La capacidad de transporte también varía de un elevador a otro. Hay cangilones que pueden elevar hasta 600 metros cúbicos en una hora.

    Partes de un elevador de cangilones

    El elevador de cangilones es un dispositivo mecánico que tiene una configuración sencilla pero muy ingeniosa. En cierto modo, nos recuerda a las antiguas norias que se utilizaban para transportar agua. Es un dispositivo sinfín, que cuenta con una serie consecutiva de receptáculos que sirven para trasladar el material y que están unidos entre sí por un elemento que facilita el arrastre.

    Cangilones

    Es la parte más importante del dispositivo, que además da el nombre a la máquina de elevación. Los cangilones son los receptáculos que contienen el grano durante todo el proceso de transporte. En el cangilón se deposita el grano al pasar por el montón que lleva el camión en su remolque. Lo recoge como si fuera una cuchara, gracias a que tiene una boca especialmente diseñada para este efecto, además de la movilidad suficiente para llenarse en el momento de la carga y después quedarse fijo en posición vertical para que no caiga nada durante la elevación. Finalmente, también tiene capacidad para girar levemente y depositar el grano en la cinta transportadora.

    Cuerpo Intermedio – Cañas

    Es la estructura metálica que vertebra todo el elevador. Por su interior circula la banda a la que van sujetos los cangilones. Es una estructura rígida, construida con metal muy resistente porque tiene que soportar todo el peso del mecanismo. Además, tiene que soportar la presión que sobre ella ejercen todo el sistema de tracción.

    Tracción

    Es la parte de la maquinaria que se encarga de que el elevador se mueva a un ritmo y velocidad fija. Es la que hace que la banda con cangilones suba y baje constantemente. Aunque normalmente son unas cadenas las que se ocupan de la tracción, también pueden presentar otras modalidades diferentes de mecanismos de transmisión.

    Piñones y tambores

    Son los elementos móviles que mantienen el sistema en movimiento. Son las ruedas que se encargan de transmitir el movimiento continuo desde el propulsor al sistema de tracción. Son elementos imprescindibles en este tipo de máquinas elevadoras. La forma de los piñones y los tambores varía en función de la conformación que tenga el elevador de cangilones.

    En los elevadores de cangilones hay dos Tambores, uno en la parte superior (Polea motriz) y otra en la parte inferior (Polea tensora). Esto hace que el sistema funcione como un sinfín. La banda gira constantemente sobre ambas como lo haría la cadena de una moto.

    El equipo de transmisión va acoplado mediante una cadena o correas a la polea de transmisión. La motorización aplica el movimiento al sistema de arriba a abajo. La rueda que está en la parte inferior sirve para que la cadena recircule continuamente, moviendo los cangilones.

    Transmisión

    Es el motor del sistema. Está conectado al sistema de tracción mediante un eje y le aporta la fuerza necesaria para que la cadena gire constantemente, arrastrando los cangilones para que suban y bajen. También forma parte del sistema de propulsión el mecanismo de frenado especial, que actúa cuando se produce una parada en carga del elevador, para evitar que el mayor peso del ramal con carga retroceda y produzca un atasco, todo ello de forma que se asegure un movimiento uniforme y seguro.

    Caja

    La caja es el armazón metálico que cubre completamente al resto de elementos del elevador. Desde fuera solo vemos un armazón metálico. Sirve tanto para proteger los distintos mecanismos del cangilón como para evitar derrames accidentales en caso de avería. La caja está compuesta por chapas de un grosor medio, soldadas entre sí, haciendo un recubrimiento integral de todo el mecanismo.

    Los elevadores de cangilones no son máquinas estándar, sino que se fabrican a medida según las necesidades del cliente. Si necesitas una de estas máquinas te aconsejamos que te asesores para que te hagan un proyecto a medida que contemple la configuración técnica de las partes de un elevador de cangilones.

      Deja un comentario